"Futuro pasado" (Colaboración)

23.02.2015 12:09

Superficie apta para el descenso en O- Micrón, gases nobles, atmósfera adecuada, niveles de tolerancia aceptables para la vida.

- Nebulus, la nave XT-16, solicita permiso para realizar su descenso.

- ¡Aquí Nebulus! Permiso otorgado.

Tras un descenso perfecto, majestuoso, sin presentarle ninguna complicación a la nave XT-16. Se abrieron sus compuertas y comenzaron a bajar seres carentes de piel y huesos, eran pseudo-humanoides hechos de algún alcalinotérreo como de ser el Berilio (Be), seres totalmente carentes de expresión alguna, pero las mismas apetencias y egos que los colonizadores anteriores tenían y que nadie sabe qué fue de ellos que desaparecieron en la nada.

- Aguardamos instrucciones para realizar rastrillaje.

- ¿Cómo es su superficie?

- En el sitio donde estamos es árida pero a la distancia visualizo humedad.

- ¿Cómo son los gases?

(Se corre la mascarilla que está ocupando el lugar de las fosas nasales.)

- Los gases no son tóxicos. Cubren ampliamente los niveles aptos para sobrevivir.

- Y los habitantes ¿cómo son?

- No hay indicios de seres vivientes, no hay rastros de que haya vida. Podemos colonizarlo, apropiárnoslo sin necesidad de que corra citosa.

 

Me bajó el corazón de la garganta y volvió al pecho. No notaron mi presencia, y eso que no tienen nariz y como se suele decir a falta de un sentido se tiene otro más desarrollado, aún así y todo no sintieron mi aura. ¿Qué habrá querido decir con colonizar? ¿Querrán convivir con Los Slorm? Los Slorm siempre vivimos solos y tranquilos, nunca necesitamos de la compañía ni ayuda de nadie no queremos molestar, odiamos las peleas y sobre todo las guerras, por eso huimos del planeta anterior pero se ve que no nos dejan en paz. Tal vez se enteraron del poderoso poder que tiene el Ajax, que es nutritivo y solo con un trago de él, no es necesario volver a probar bocado en el año; por suerte abunda esta sustancia en O- Micrón.

- XT-16 para Nebulus! Acabamos de sentir una presencia, requerimos de su permiso para buscarla. Ha dicho muchas cosas interesantes.

- ¡Aquí Nebulus! Nosotros también hemos oído esa mente, esperamos buenos resultados y aprobación de ese manjar. Permiso para realizar rastrillaje otorgado. De ahora en más quedan libres para realizar todo tipo de actividades interplanetarias.

No podía decir nada, mucho menos pensar, sabía que podían leer sus pensamientos, por ello trató de engañarlos enviándolos lo más lejos posible, desorientarlos.

Lamentablemente sin presentirlo lo encontraron, porque oyeron de donde provenían los pensamientos, según dijeron. Se acercaron a él, tenían pies pero no caminaban sino que se deslizaban en el gas. Lo encontraron temblando por el miedo, y el jefe con su largo tentáculo metálico me tomó de la cabeza (el frío de esa mano no la olvidaré jamás), y procedió a escanearme con los ojos…

- Se que nos dejaron la misión en nuestras manos, pero necesito de su ayuda. Éste es el único ejemplar de vida en kilómetros. Necesitamos saber si está limpio. Enseguida estará listo el escaneo.


- Pueden proseguir, está limpio.

Entonces en un idioma arcaico, casi inentendible (si no fuera gracias a mis dones de entender todos los lenguajes habidos y por haber), comenzaron a realizarle preguntas como: de dónde era, quién era, y si estaba dispuesto a ayudarlos que si no sería un obstáculo en su camino y deberían liquidarlo. Le pidieron que los guiara a donde se encuentra eso que llama Ajax, acusando ser los seres más buenos que puede llegar a conocer, que si los ayudaba beneficiaría a miles de millones de seres. Tal vez con ello erradicarían el hambre en su planeta, si fuera así con gusto los ayudaría y si supiera que lo quisieran para enriquecerse y dominar a los inferiores porque tienen el poder, como oyó decir a los otros, no les resultaría nada bueno estar allí, pensaba.

Decidió contarles de aquel gas butano, inerte, insípido, hediondo, de color negro que abundaba en el planeta pero que era una verdadera ambrosia y con él se obtenían resultados inesperados, O-Micrón era el único planeta en miles de millones de años luz que se beneficiaba con el Ajax; con un centilitro de él podías vivir todo el año sin probar bocado, con sólo un litro se abastecía a lo que ellos llamaban planeta tierra cinco veces. Lo único negativo era que poder llegar a él, se necesitaban excavadoras de gran tecnología porque estaban en el centro de una caverna, rozando el núcleo de O- Micrón (con esa mentira cree que los despistó porque pidieron una excavadora a Nebulus). Pero no lo recomienda y no los quiere guiar a hasta allí porque los viajantes anteriores -tal vez se volvieron locos- en un ataque de gula o al ser tan codiciosos y querer llevarse todo cuanto podían sobrecargaron los limites de capacidad de la nave y no pudieron hacerla volar y se hundieron más y más, con su propio peso y no quería volver a vivir una situación así.

12 micro nano segundos después, se abrió un portal, no sabe cómo pero de repente aparecieron 15 excavadoras de alta tecnología, tenían tornos hidráulicos del tamaño de una casa. (¿Cómo era posible si venían de años luz?)

Les pidió, les suplicó, hasta les rogó que no lo hicieran porque no sabían el daño irreparable que causarían. El Ajax no se comía ni lo utilizaban porque era la fuente de vida de O-Micrón. Lamentablemente, no lo entendieron y empezaron a escarbar más y más, hasta que se toparon con la nave de los anteriores colonizadores, tal y cual les había mencionado, pero poco les interesó esa tecnología obsoleta, la atravesaron de lado a lado como si fuera una hoja, y unos pocos metros después se toparon con una piedra irrompible, incluso a los taladros se les vencían las puntas o se partían en miles de fragmentos y quedaban inutilizables. Estos raros seres decidieron meterse a ver si podían sacar ellos mismos con sus fuerzas unos pequeños trozos y poder continuar con lo que fueron a hacer. Se dieron cuenta que estaban en el núcleo de O- Micrón y que en el decía lo siguiente, los habitantes Slorm viven apaciblemente, el núcleo es su corazón, teman las consecuencias.

 

"Perdió la memoria, se desvaneció justo en el momento que quería ayudarnos a que no hayamos cavado nuestra propia tumba. No nos habíamos dado cuenta pero mientras cavábamos, la cara de Slorm cambiaba, se le transformaba, le salía espuma de la boca, los ojos estaban desorbitados y rojos. Esa fue la última y más penosa imagen que retuvieron mis dátiles."