"Un cumpleaños de miedo", Pico de Plata

28.10.2013 12:25

Cuando nací mis padres eran muy felices, ellos por amor a que existía, siempre buscaban  que tuviera muchos amigos, cada vez  que cumplía años me hacían una linda fiesta ellos tienden a ser muy buenos pero cada vez al terminar la fiesta, se encerraban en una habitación,  que quedaba apartada del hogar ese era un lugar muy oscuro y cuando me celebraron los trece años,  yo acorde con dos de mis amigos que esperaríamos a que terminara la fiesta  y  a  que mis padres se retiraran a la habitación  lejana, ellos muy asustados por la temeraria experiencia no encontraban donde esconderse;  luego que picaron la torta en la más grata armonía, uno de ellos se llamaba José y el otro se llamaba Antonio,  cada uno tenía ya catorce años cumplidos, les preocupaba que al retirarse los invitados de la fiesta se descubriera que ellos se  quedaron en la casa de Pablo, entonces ya habiendo logrado que todos se retiraran estos decidieron esconderse cerca de la habitación lejana,  uno de ellos veía con mucho terror a parte de  lo lejano de la casa que también era muy oscura, entonces el puso su mano en la pared y no se percato de que había una culebra,  aunque él no se dio cuenta de que la culebra era venenosa,  comenzó escalofriantemente a gritar con mucha intensidad, no paro de hacerlo tenía cara de terror a  su amigo lo asusto un perro,  el  perro no paraba de ladrar muy fuerte, del escándalo que tenían comenzaron  los dos a llorar pero el intento alejarse del lugar,  notaron que si corrían el perro los alcanzaría, entonces decidieron llamar al cumpleañero y este tubo que gritarle muy fuerte al perro, que resulto ser de su vecino para que este se retirara  a pesar del escándalo, los padres de Pablo no se enteraron que aun estaban bañándose, cuando se retiraron de la habitación lejana y destinándose a pasar a su casa el joven cumpleañero, observó que la casa estaba llena de humo que  resultaba ser muy denso; él horrorizado  por lo que estaba viendo corrió hacia la habitación de baño de sus padres para avisarles que la casa estaba en llamas, intento abrir la puerta del cuarto y encontró a su padre intentando de salvar a su madre; que estaba desmayada en la bañera, se asomó y al ver a su madre observó que había un secador de pelo en la bañera y aun así el papá intentaba revivirla, él con fuertes gritos y a pesar de la emergencia le avisa a su padre que la casa está llena de humo a consecuencia del corto circuito, causado por el secador en el agua, razón por la que despavorido salió corriendo a buscar un teléfono para llamar a emergencias. Lamentablemente para Pablo su madre había muerto, uno de sus amigos tenía una picada de culebra en la nariz y por último el otro amigo salió corriendo y no sabía en donde estaba, indiscutiblemente había sido esta ocasión;  el peor cumpleaños de su vida.