"Serafina", Johntra

03.06.2013 14:42

Serafina era vecina

de un prestigioso político

quien hacía barbacoas

e invitaba a sus amigos.

 

Estando todos ebrios

la llamaban a gritos

solicitándole a la huérfana

sus no pagados servicios.

 

-Serafina, trae ese cántaro de agua

que el Estado está sediento.

-Serafina, acaba ya la masa

y sírvenos el pan recién hecho.

 

-Serafina, sé obediente

y regálale unas cerezas

a estos servidores de la Ley

que se compadecen de tu pobreza.

 

Serafina así lo hacía

por miedo a los rumoes

hasta que el político un día

con guasa pidióle los calzones.

 

Alzando la voz llamó a Serafina

reclamándole su ropa interior.

Sus amigotes estallaron en risa

pero ésta se les heló

cuando la joven levantóse las faldas

y el trasero al aire les mostró

y respondióle resignada:

-Vuestro Estado, señor, hace tiempo

que las bragas me robó.