"Refranero", Molu

24.01.2014 14:58

 

 

1

 

Más vale pájaro en mano que número redondito múltiplo de paranoia sinónimo de fin del mundo y cuya raíz cúbica es idéntica a la cantidad de apóstoles un día que no estaban ni Juan ni Pedro, trasladándose por el fluido que separa el suelo del vacío sin tocar ni el primero ni el segundo.

 

En casa de herrero, instrumento para cortar que antiguamente también se usaba para llevar comida a la boca antes de que el tenedor se inventara y que tiene diversos usos aunque ninguno cierto para quien se dedica a la herrería, hecho de un trozo de árbol muerto, o de mil pesos, o de lo que se dice de alguien cuando está muy acelerado.

 

 

Al que madruga, alguna entidad de origen asiático pero extendida en todo el resto del mundo menos Asia, o directamente cualquier entidad considerando el término como un genérico, poseedora de superpoderes destinados excluyentemente a dar tormento y suplicio tan sólo a la raza humana, pero creadora de la totalidad del universo al que luego de crear ignora, cuya imagen es antropomórfica así como sus motivaciones y propósitos, brinda apoyo haciéndole creer con esto que los suplicios están de alguna profunda y oscura forma justificados.

 

 

El que ríe último, expresa su alegría mostrando los dientes y arqueando la cara entera o con redundantes sonidos donde predominan particularmente la repetición de una misma consonante y una misma vocal, o con expresiones dedicadas a llamar profundamente la atención o en los casos más extremos una fusión de todo lo anterior que en realidad refleja que la alegría no es sincera, de una manera más adecuada al que lo hizo en primer término.

 

 

Ojo por ojo, premolar usado para cortar los alimentos que luego las muelas muelen antes de tragar en lugar de idéntico premolar con exactas y calcadas funciones.

 

 

A buen entendedor, escasez, austeridad, sequedad de vocablos y concatenaciones silábicas destinadas a definir al primero para que se cumpla lo segundo.

 

2

 

Camarón que se duerme se lo lleva la corriente. (Siempre y cuando se halla dormido en una corriente, porque si se durmió en una orilla o en una duna se va a despertar en el mismo sitio, eso sí, con una insolación que ni te cuento. En el caso que no despierte, que es lo que suelen hacer los camarones que se duermen al sol, va a dar un olor a podrido tal que mejor tirarlo al agua. Si el bicho se durmió de noche que parece lo más razonable porque creo que los camarones no sestean, las implicancias son tales que mejor no empezar a analizar, aunque lo más seguro es que no pase nada)

 

 

No por mucho madrugar se amanece más temprano. (Dicho que parece comprobar su acierto en la estadística de que casi todos los que se sacan dedos trabajando lo hacen bien tempranito y mal dormidos, además de la otra estadística que habla del porcentaje de acierto de las estadísticas)

 

 

Buey solo bien se lame. (Siempre y cuando no haya una bueya viciosa y complaciente cerca)

 

 

Mejor tarde que nunca (Sólo si es la primera, segunda o tercera vez tarde. A partir de la cuarta, tarde y nunca se vuelven sinónimos)

 

 

No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. (A menos que puedas trasladarle la tarea a alguien más, ante lo cual hacerlo hoy se vuelve innecesario y hasta necio y egoísta. En estas condiciones debería decirse: No dejes para mañana lo que alguien más puede hacer hoy en tu lugar. O bien: Deja para mañana únicamente lo nadie pueda hacer por ti hoy)

 

 

El que mucho abarca poco aprieta (Exceptuando el que todo abarca, que por supuesto todo aprieta y nada lo aprieta a él)

 

 

Querer es poder (Siempre que se quiera poder y que se pueda querer. Si una de estas dos condiciones no se cumple todo el refrán se invalida)