"Nunca Más", Nigromante

12.08.2013 14:59

Personajes:

Edgar.

Señor Valdemar (Dueño del cuervo).

Berenice (Mujer de televisión).

Participantes 1, 2, 3 y 17.

Un cuervo.

 

Una habitación; decoración de la época más terrible del hombre: el siglo XXI. La tormenta golpea con insistencia la ventana que, cediendo a su furia, se abre de par en par, dejando colarse hasta el dintel de la puerta, un horrido cuervo como sombra de espanto; hombre y bestia se contemplan.

 

Edgar. ¿Hace frio?

(silencio)

Edgar. ¿Hace frio allá afuera?

(silencio)

Edgar. ¿Tienes acaso un nombre?, ¿Benito?, ¿Leopoldo?, ¿Ramón, Quizá?

Cuervo. “Nunca Más”.

Edgar. (dando un salto atrás) ¡Madre santa! ¿Alguien de nuevo me juega una broma?

Cuervo. “Nunca Más”.

Edgar. ¿Ave de mal presagio, podrías largarte de regreso a la noche plutónica y dejar mi alma en paz?

Cuervo. “Nunca más”.

Edgar. tal vez has aprendido tan singular frase de tu amo, quien en la desgracia, cambió su canción a una sola frase, la de “nunca más”.

2 horas antes. En la sala de su casa, el Señor Valdemar mira el televisor. A su lado, un cuervo, extraña mascota, come semillas de un tazón.

Berenice. “Las sirenas se encienden, su llamada vale el triple, la bolsa acumulada mensual es de $ 45,000.00 más el bono de la semana y la ruleta multiplicadora, y solo tiene que responderme, ¿qué frase se forma con las letras “mu cansan”?

(suena un teléfono)

Participante 1. ¿Hola?

Berenice. ¿Cuál es tu respuesta?

Participante 1. San Camus.

Berenice. ¡Nooooooooo!

Señor Valdemar. “Nunca más”… es “nunca más”…

Berenice. sigan participando…

(teléfono)

Berenice. Tu respuesta….

Participante 2. “Masca Tuercas”… es “masca tuercas”…

Berenice. Masca ¿Qué?.... ¡Nooooo… tampoco es “masca tuercas”!

Señor Valdemar. Es “nunca más”, Dios santo, ¿no lo ven?... “Nunca más”…

(teléfono)

Berenice. Hola…dime tu respuesta… no es San Camus, mucho menos masca tuercas….

Participante 3. ¿Cama Sutra?... eso se escribe con “c”…. ¿no?

Berenice. ¿Qué?, no puede… ¡Noooo…hay pero que no puede ser… no es Kama Sutra…!

Señor Valdemar. (perdiendo la compostura) Nooo… por Dios… es “Nunca más”… “Nunca más”…. “Nunca más”… “Nunca más”…

Cuervo. “Nunca más”.

Señor Valdemar. “Nunca más”.

Cuervo. “Nunca más”.

Cuervo y señor Valdemar. ¡NUNCA MAS!

(El señor Valdemar, tropezando con el cable, tira el televisor al piso; la explosión del televisor hace al cuervo salir volando por la ventana y, ante la terrible tormenta, buscar un refugio apacible).

Habitación de Edgar. La tormenta afuera no cede; han transcurrido largos minutos; hombre y bestia, mirándose de frente, no han movido un solo dedo; ni una sola pluma.

Edgar. ¿piensas largarte un día de aquí?

Cuervo. “Nunca Más”.

Edgar. ¿Me dejaras acaso continuar mis meditaciones?

Cuervo. “Nunca Más”.

Edgar. (Lanzándole un libro, con no mucha puntería) Pedazo de guacamaya depresiva, lárgate de una vez y déjame continuar en mis meditaciones, en espera de ver entre las sombras de mi mente a mi radiante, la única, Leonora. Estoy impaciente y no sé si un día volverá.

Cuervo. “Nunca más”.

Edgar. (con desdén) tal vez en otra época hubieses desahuciado a algún pobre poeta desventurado, pero a mí, tú, remiendo de perico de mal agüero, me tienes sin cuidado.

(Tomando el control remoto, se reclinó en el sofá y encendió el televisor; pasa de un lado a otro de la programación y se detiene sin interés en cualquier sintonía)

Berenice. ¡Nooooooooo…….! Esa no es la respuesta……

Cuervo. “Nunca más”.

Edgar. ¡Cállate!

(teléfono)

Berenice. ¿Cuál es tu respuesta?

Participante 17. ¿Escamoles?

Berenice. ¡Nooooooo…..!

Cuervo. “Nunca más”.

Edgar. ¡Que te calles!

Berenice. ¡Se me agota el tiempo…. Solo tengo una llamada más…! ¿Qué frase se forma con las letras de “mu cansan”?

Cuervo. ”Nunca más”

Edgar. (Lanzando otro libro, que esta vez da en el blanco alborotando al cuervo, que revolotea por la habitación) Perico rapaz y hablador… ¡cállate!

Cuervo. ¡“Nunca más”, “Nunca más”, “Nunca más”!

Berenice. ¡Solo me queda tiempo para una llamada…! ¿Qué palabra se forma?

Cuervo. “Nunca más”, “Nunca más”…

Edgar. ¿“Nunca más”?

Cuervo. “Nunca más”

Edgar. “Nunca más”

Cuervo y Edgar. ¡“Nunca más”!

(oscuro)

(silencio)

(teléfono)

Berenice. Hola, por el amor de Dios, esta es la última oportunidad, ¿Qué frase formaste con las letras de “mu cansan”?

(silencio)

Berenice. Hola…¿cuál es tu respuesta?

(silencio)

Berenice. ¡Que lastima….!, ¡no puede ser…! Parece que lo hemos perdido…

Edgar. (respirando de manera acelerada) “Nunca más”.

Berenice. ¿Hola?, ¿Hay alguien en la línea?

Edgar. “Nunca más”, la respuesta es “Nunca más”.

Berenice. ¡Correctooooooo! ¡Felicidades, acabas de ganar la bolsa acumulada mensual de $45,000.00 más el bono de la semana y la ruleta multiplicadora que en esta ocasión puede triplicar tu premio que esta misma noche ya es tuyo, con un monto superior a los……

La voz de Berenice comienza a desaparecer, quedando, únicamente, el sonido de las goteras rítmicas que la tormenta dejó tras de sí.