"La leyenda del bosque", L.C.P.

02.10.2013 13:49

Cuentan los juglares que se acercan hasta la corte muchas historias y leyendas maravillosas, pero de todas ellas, la que más me fascina desde que era pequeña es la de las estatuas en el bosque.

“La vegetación lo cubre todo con su alfombra verde y fresca; el liquen crece por los árboles con presteza. Donde la luz de la luna ya no se refleja existe en el bosque un lugar mágico por su belleza. Por las noches, las niñas curiosas cruzaban su linde en busca de hadas, pero ingenuas ellas no las encontraban. Al amanecer, sus padres los lechos vacíos se encontraban, las pobres niñas ilusas nunca regresaban. El embrujo de las hadas en las sombras es fatal, y en estatuas las convierten por toda la eternidad. Donde la luz de la luna ya no se refleja existe en el bosque un lugar mágico por su belleza. Estatuas de piedra de infinito esplendor, con gesto tranquilo contemplan su destino. Y si de noche en el bosque acabas tu camino, no te dejes llevar por su canto divino, pues no volverás a sentir del viento su frescor.”

Yo creo que sólo es una historia para que las niñas no vayan al bosque, para que no salgan de sus casas por las noches, pero no por ello deja de intrigarme este cántico.

Esta noche voy a ir al bosque, tengo que ver esas estatuas con mis propios ojos, necesito saber si la historia es real o sólo es una leyenda. Mi prima iba a acompañarme pero al final le ha entrado miedo y se ha negado; pero no me importa, ya tengo doce años, soy lo bastante mayor como para no atreverme a ir sola.

Volveré antes del amanecer para que mis padres no descubran que salí en mitad de la noche. Cuando regrese, lo primero que haré será escribir aquí si la historia era cierta o no.