"La Abuela", C.M.C.

03.10.2013 09:48

 

 

Firmemente parada con la ayuda de su trípode, se encontraba ella…en una foto de algunos años atrás.

Su contextura pequeña y baja estatura, de aproximadamente un metro cincuenta, no reflejaba claramente la fortaleza y energía con la que sobrellevó sus ochenta y pico de años. Su piel trigueña y un abundante cabello, recogido con una par de hebillas, despejando su frente, formaban un rodete detrás de la nuca; algunas canas desnudaban las décadas vividas, junto a los surcos profundos de las líneas  de expresión que se encontraban presentes en su rostro. Una mirada sufrida y contrariamente brillante, transmitían sus profundos y pequeños ojos claros. Su ancha y apenas voluminosa nariz sombrean los finos labios, que en ese momento no quisieron dibujar una sonrisa. 

Llevaba muchas historias en la memoria y  guardadas en las palmas de sus manos. Los dedos encorvados y la fina textura de su piel, garantizaban los sacrificados labores de campo, arar la tierra para futuras plantaciones, cuidar de la huerta, los animales, cosechar el algodón, en los suburbios de Barranqueras, provincia del Chaco; donde el cultivo de verduras, era el principal elemento para preparar un proteico guiso y alimentar a sus hijas, quienes solo contaban con la presencia de su madre.

Cómo disimular tantas vivencias ante el click de una cámara de fotos. Así fue su vida, su historia doliente y valerosa la que transmitía su dimita imagen…imborrable.