"Invisible", D.H.R.

10.04.2014 11:10

 

Siempre parado en el borde
caminando por la cornisa.

No importa lo que haga
no importa lo que ame
no importa a quien ame.

Siempre parado en el final
ese que me muestra que debo partir.

No importa lo que logre,
no importa lo que llore,
no importe lo que entregue.

Siempre sentado con los pies caídos
cansados y doloridos mirando al fondo.

Importa que mi corazón reviente
mientras mi alma se come su destino
y mi sombra se atraganta con mi pellejo.

Cayendo, siempre cayendo,
aunque despliegue las alas sigo cayendo.

Importa si la culpa es mía, si elegí mal el camino,
si me equivoque de puerta cuando salí del nido,
si no morí en la víspera y sigo destruyendo destinos.

Golpeando, una y otra vez a las puertas
para que me dejan entrar al infinito.

Ya nadie me ve, ni me oye,
solo ven las letras,
esas que hacen mi ser invisible.