"Espíritus de la Navidad Moderna (Majo y Josema)", María sin tiempo

02.12.2013 11:30

 

Dedico a mis nietos y a todos los niños de buena voluntad del mundo

José María y María José, son dos gemelos que en el día de hoy, 3 de diciembre, están cumpliendo once años. Están sentados sobre la alfombra jaspeada entre
gris y blanco, sobre almohadones rojo uno, verde el otro.

Son dos niños felices que están esperando su fiesta , los regalos que van a recibir por parte de sus padres, de sus amigos, de todos sus seres que los aman.

Están sentados y pensativos, no vamos a decir con la mirada perdida en los sueños, sino, muy por el contrario, la vista fija en esa enorme vitrina de metro
y medio de alto con seis estantes de vidrio fuerte y grueso, capáz de sostener mucho peso, pero que también  guarda muchos sueños y fantasías vividas.

-mira mis muñecas, Josema….guardo desde la primera que me llevara al sanatorio cuando nací la tía madrina
Francisca y  hasta la última que es la hermosa  Laila que he vestido de patinadora.

-Yo también, Majo….el primer auto a control remoto que me trajo la tía madrina Agustina y el camión del último
cumpleaños, regalo tuyo para las Navidades anteriores

-La verdad es que hemos sido niños muy cuidadosos con los regalos

-No solamente cuidadosos, los hemos disfrutado, hemos jugado mucho con todos y cada uno y ahora podemos revivir
los recuerdos con verdadera alegría

-Anda, Josema,   por favor, dale cuerda a esa cajita de música que es una calesita….esa me trae una mezcla
de nostalgia con tristreza  porque me recuerda al carrousel  que estaba en el parque junto al río. Te acordás aquella madrugada en que la tormenta la destruyó?
Caballitos de madera pintados con colores vivos y alegres, el chanchito al que le habíamos puesto de nombre Pachín, el avión y el carro…hasta el palo de
la sortija volaron por el aire y terminaron las maderas rotas tiradas por el piso….

-Si….lloramos tanto que mamá nos compró la calesita musical para que no estuviéramos tan tristes….

-Pero siempre nos  gustaron las calesitas, los parques de diversiones…..como aquél que se llamaba “ Gran
Parque Infantil” que había venido en ese verano tan caluroso que había que hacer cola para comprar refrescos y helados .

-Qué hermoso que era ese juego del tren!!!...los  dos queríamos sentarnos del lado de la ventanilla y entonces
papá y mamá se repartían entre vos y yo para que no discutiéramos

-Pero vos eras la llorona

-Y vos un caprichoso

-Te acordás de Benjamín?

-Benjamín?.....quién es…algún ….

-Benjamín…el dinosaurio ese que si apretabas un botón movía la cabeza, abría la boca  y mostraba los dientes
inmensos e impresionantes, parecía de verdad

-Claro!....yo me lo quería llevar a casa  y entonces para ese día de los Reyes Magos me regalaron uno de
pana verde, casi de un metro de alto  pero cuando vino  nuestro primo Iker lloró tanto por él que al final se lo regalé .

-Mirá el estante tres, Majo……allí tenemos nuestro propio Zoo!!!!! Cada animalito de juguete  es una copia
de los reales

-El lobo de Caperucita, el tigre de Simbad, el mono de Tarzán….y a cada uno relacionábamos con los personajes
de los cuentos que nos leían nuestros padres…también me acuerdo de la música que escuchábamos….los valses de Strauss, el Bolero de Ravel, Chopin….pero
también a Julio Iglesias, Arjona, la inolvidable Sarita Montiel……y cuántos más

-Parecemos  dos  melancólicos, como si tuviéramos cien años cada uno

-No necesitás tener cien años para ser melancólico….pero no tengo tristeza, sino buenos recuerdos

Y así siguieron evocando los juegos y los juguetes, los paseos al zoológico y  las ferias de atracciones, al  tiempo que se dieron cuenta que la vida les
había dado la posibilidad de ser niños felices, sentirse amados , protegidos y sobre todo, bien educados, con sentimientos de respeto y de nobleza.

Hoy van a recibir a sus amigos para festejar el cumple, mamá en la cocina preparando cosas muy ricas, postres y tortas, papá se encargaba de las bebidas:
gaseosas para los niños y algo para los mayores. Los abuelos vendrían desde el campo y seguro que cargados de regalos, como siempre.

-Ya casi ni jugamos con estas cosas tan bonitas y tan nuevas- dijo Josema

- estaba pensando en lo mismo, hermanito, tenemos transmisión de pensamiento

- bueno….no te hagas la psicóloga…

- qué estás pensando?....en la señorita María Eugenia?

-Sí….sos una bruja….me leés el pensamiento

- Pero soy una bruja buena, porque hay brujas buenas también, ¡sabés?

- yo estoy en lo mismo que vos, nosotros empezamos a ir a reuniones con nuestros compañeros de escuela, con nuestros amigos, a bailes familiares y a veces
nos dejan ir al club, aunque nos lleven y nos traen, como corresponde aunque a veces no nos guste…pero te voy a confesar algo, mirá que no lo sabe nadie…..

- Dale….seguro que me lo imagino –contestó Majo

- me está gustando una compañera, mejor dicho una amiga tuya

-si…..ella algo me dijo

- bue…te iba a decir que las mujeres son todas lenguas largas…pero no quiero pelear…creo que estamos creciendo, hermanita del alma y de la panza, además
en estos momentos me estoy dando cuenta de cómo nuestros padres nos han ayudado a enfrentar la vida,a amar  a quienes nos rodean…a ser generosos..

- es bueno crecer así…lástima que hay muchos chicos que no han podido disfrutar como nosotros

- pero la señorita María Eugenia habló mucho de eso, entonces….

- andá a buscar la caja grande, esa de color azul que está en el altillo, mientras tanto me voy a ir despidiendo de mis muñecas

-yo pondré mis autos y los otros juguetes amigos, pero no pienses que estoy triste, se abre una nueva etapa…..te quiero hermanita

-para toda la vida, hermano mio.

Con profundo y sincero amor, fueron guardando en la caja azul cada uno de los juguetes, saben que serán las felicidad de niños que nada poseen, a la tarde,
acercarán a la señorita María Eugenia el gran tesoro en este mes en que se festeja la Navidad.

                                              MARIA SINTIEMPO

-yo estoy en lo mismo que vos, nosotros ya empezaremos a ir a reuniones con nuestros amigos, a bailes familiares y te voy a confesar algo, mirá que no lo
sabe nadie…me está gustando una compañera, mejor dicho una amiga tuya

- si…me imagino….porque bue…..estamos entrando a la adolescencia, hermanita del alma…

-es bueno crecer, verdad? Sobre todo cuando a uno le han enseñado cosas como para ir enfrentando la vida

- vamos Majo, pongamos a todos nuestros amigos, los juguetes en esta caja hermosa que nos trajo mamá, en la escuela hay una maestra que siempre nos habla de los chicos  que necesitan cosas….será para ellos.