“Escuela de Brujas”, Inku

23.09.2013 10:24

La bruja admira una escoba, luego entra la princesa.

 

Bruja: (Ríe) ¡Buenos días, muchachita! ¿Qué te trae por aquí, a la escuela oficial de brujas acreditada y aprobada por las asociaciones más oscuras, la

asociación de monstruos peludos, monstruos no peludos, monstruos de un ojo, monstruos de tres o más ojos, la asociación de vampiros, la asociación de esqueletos

vivientes, la asociación de muertos vivientes, la asociación de muertos no tan vivientes, la asociación de zombies, la asociación de monstruos marinos,

la asociación de…?

Princesa: ¡Ya, ya, ya! Ya me tienes harta con tus asociaciones. ¡Aterriza y ve al punto!

Bruja: ¡Huy! ¡El aire de la realeza te apesta por los codos, princesita! Pero has venido al lugar correcto. ¿Quieres ser bruja, verdad? (ríe)

Princesa: ¡Obvio! ¿Por qué crees que estoy aquí?

Bruja: ¿Por qué quieres ser bruja, princesita? (ríe) ¿Algún amor no correspondido? (ríe) ¿Alguna venganza? (ríe) ¿Quieres crear alguna maldición? (ríe)

¿Quieres atormentar por siglos y siglos a las almas puras? (ríe) ¿Quieres la belleza total o la inmortalidad? (ríe)

¿Quieres…?

 

Princesa: ¡Serénate, brujita! Bájale el fuego a tu cocina, yo quiero ser bruja porque estoy harta de toda esa realeza y cuidados de ser princesa. Me choca,

pero me recontrachocan todas esas delicadezas de ser princess. ¿Me la captas o te la dibujo, brujita? O sea…

Bruja: ¡Huy! ¡Si no quisieras ser bruja ya te hubiera convertido en sapo! Porque…

Princesa: ¡No! Ups, también me choca el color verde, me vería… o sea, ¿perdona? ¿En qué planeta vives? Brujita a tierra, bájate de la nube, ¿Que no captas

que no me gusta el color verde?

Bruja: ¡Huy! (Enojada) Si tan solo… si tan solo… Bueno, princesita consentida, lo primero que tienes que aprender como bruja es la risa malvada. Tiene que

ser siniestra, cruel, burlona, maléfica, intensa, odiosa, así (ríe)… ¿ves? Ahora tú.

Princesa: Ja, ja, ja. ¡Ya! Pasemos a otra lección, eso de la risa está supermega a-bu-rri-do. Yo quiero aprender un hechizo para arreglarme mi cabello con

un estilo así superfashion. ¿Sabes alguno, brujita?

Bruja: ¿Hechizos para el cabello? ¿Qué clase de tontería es esa? La risa, practica tu risa malvada, lo anterior estuvo espantoso.

Princesa: ¿Espantoso? Ups, o sea… espantoso lo que tienes en la cara. ¡Qué asco!

Bruja: ¿Qué tengo en la cara? (empieza a limpiarse con las manos).

Princesa: ¡Qué asco! Creo que vomitaré si no te lo quitas.

Bruja: ¿Dónde, dónde? ¿Qué tengo?

Princesa: Never en mi vida vi algo tan, tan supermegahorripilante. ¡Quítatelo ya! Si yo tuviera algo así viviría dentro de una caja en lo más profundo del

mar.

Bruja: ¡Quítamelo, quítamelo ya!

Princesa: Ok. Aquí lo tienes… (Le aprieta la nariz suavemente diciendo: pit-pit y se empieza a reír burlonamente). Era una bromita, brujita (ríe).

¡Esta es mi risa! Y thank you por ayudarme a reírme de ti. Te cambiaste de profesión, de brujita a payasita (ríe), pero ups, sorry, solo fue un chistecito.

Bruja: (Grita molesta) Si tan solo… si tan solo pudiera… (Respira hondo) Paciencia… Está bien, pasemos a la segunda lección. Ahora vamos a aprender a volar

en la escoba.

Princesa: ¿Escoba, yo? Never de los nevers, o sea yo quiero un supercarro, ser una superpopular bruja de clase, o sea ¿me captas, no?

Bruja: Este es el transporte oficial y emblemático de toda bruja. ¡Aprendes, princesita, o te vas a tu castillito!

Princesa: Serénate, brujis; bájale volumen, ¿ok? Aprenderé eso de la escoba.

Bruja: ¡Vaya al fin! Esto es así… pones la escoba a 45 grados, la sujetas fuertemente con ambas manos y luego…

Princesa: Una preguntita…

Bruja: ¿Cuál?

Princesa: ¿Tienes una escoba de color rosa y que en vez de esos palos feos tenga pelo como el de un caballo? O sea, es que esta es un asco, yo quiero una

más cool. ¿Me captas, brujita? Es que ustedes tienen unas cosas ho-rri-bles.

Bruja: ¡Ya, esto fue la gota que derramó el vaso! ¡Hasta aquí! ¡Toma! (Le da un diploma, le da la escoba, le pone su sombrero y la empuja fuera del escenario)

¡Felicidades, ya eres más que una bruja! ¡Ahora vete, vete, largo!

Princesa: ¿Pero qué pasa? Yo quiero que seamos superfriends. Brujis, enséñame a ser bruja.

Bruja: ¡Fuera, vieja bruja! (Princesa sale, la bruja se dirige al público) Algunas no necesitan una escoba, un sombrero, una verruga, para ser brujas. ¡Con

el carácter les basta y sobra! Por eso, ¡por favor, por favor, cuiden su carácter y no se conviertan en verdaderas brujas! (Bruja sale).