"El viento del sur", Conde Willy

11.12.2013 10:10

 

              

Hoy el viento ha soplado todo el día desde el sur y ya se sabe lo que eso significa, mucho calor por la noche  y la nube de mosquito no hay quien nos la quite de arriba. Por suerte estos no dan la enfermedad, el dengue, dicen que son los que tienen las patas a rayas, sería gracioso coger una manada de estos y pintarles rayitas, menudo lío para los científicos y la contrainteligencia, nuevo tipo de mosquito transgénico mandado por el enemigo.

 Allí va el ratoncito, lo estoy velando hace rato. Con el zapato en la mano ¡Coge maldito! Diablos, le di al espejo, la reliquia familiar.

Espejito, espejito,

te me has hecho pedacitos.

Ese ratón es un bicho, no hay quien lo coja. ¿Qué será eso? Un paquete y es algo viejo. ¡Je!, la herencia familiar. Un paquete de billetes y dólares. Uno, dos, tres,…diez dólares de a cien, cien billetotes y para mi solote, es bueno ser hijo único, además quién se iba a enterar de esto. Lo que es del Cesar, es del Cesar. Lo malo es eso del descuento del 20 por ciento, por cada billete me dan ochenta centavos. ¡Estos vampiros! y como pican, tengo el cuello lleno de ronchas, lo primero que voy a hacer es comprar un ventilador y de los grandes. ¡Que se joda el viento del sur y los salaos bichos estos!

Allí está el ratón de nuevo. Mira papito, gracias, si no fuera por ti. A partir de hoy nunca te va a faltar comida y para que veas que soy agradecido te voy a poner este periódico viejo. Huélelo,  con olorcito a “dolores”, “dolores”  y de los verdes, ¿quién dijo que la esperanza era verde y que se la comió un chivo? Ojalá a cada rato me de ese tipo de dolor.  

¿Quién habrá escondido ese dinero allí? Bueno, mejor ni me rompo la cabeza, lo fundamental es que sirvan, aquí dice que son del año 68,  buen año ese, a lo mejor eran de una operación secreta de la CIA,  pues lo siento por la Compañía, este que está aquí va a gastar este dinero.

Espejito, espejito

cómo gasto tu dinerito.