"El Disfraz", Kristen Moran

23.05.2013 10:19

Vemos entrar a Rodolfo disfrazado con una túnica romana, pero lleva botas vaqueras. Con la mirada busca, se detiene al centro y con la punta de una de sus botas da unos golpecitos al suelo en señal de impaciencia.

Escuchamos en off a Hugo

HUGO EN OFF: ¡Ya lleguéeeeee!

RODOLFO: Ya era hora… un minuto más y me iba.

HUGO: (entrando, disfrazado de pluto) El tráfico estaba infernal, merito y no llego.

RODOLFO: (asombrado) ¿De qué diablos vienes disfrazado?.. ¡¿de supercan?!

HUGO: De lo que me dijiste.

RODOLFO: Yo dije de Plauto…Plauto.

HUGO: Ups.. yo entendí pluto...pluto.

RODOLFO: Ve a quitarte eso (refiriéndose al disfraz de pluto) y ponte la túnica romana que deje en la entrada.

HUGO: (saliendo) No tardo.

RODOLFO: Hombre prevenido vale por dos… (al publico) lo bueno es que no entendió otra cosa, que sino… se presenta con peluca güera, labios rojos y tacones… y tacones, tacones… como los que usan hoy en día… aunque se fracturen el tobillo o caminen como pollos con ampollas (ejemplifica sus palabras con acciones) se ponen unos mendigos taconzotes…. Que Dios libre la hora.

HUGO: (entrando) Me siento raro con esto… como que se me va a meter un aire colado.

RODOLFO: No seas delicadito.

HUGO: Y… a todo esto… ¿quién es Plauto?

RODOLFO: Fue, fue…

HUGO: ¿A dónde fue?

RODOLFO: A ningún lado.

HUGO: Ya me hice pelotas… por fin… ¿fue o no fue?,… y si fue…¿a dónde fue? Y, ¿por qué fue?... o… acaso lo corrieron?!

RODOLFO: Ni fue, ni lo corrieron… Plauto ya se murió.

HUGO: Chin, siempre si se no fue.

RODOLGO: Y hace mucho de eso.

HUGO: Que Dios lo tenga en su santa gloria.

RODOLFO: Amen.

HUGO: Bueno, y ¿cuál es la causa, motivo, razón u circunstancia del disfraz?... ¿acaso es noche de brujas?

RODOLFO: Que vamos a una fiesta de disfraces.

HUGO: Ton´s ... ¿no es noche de brujas?

RODOLFO: No.

HUGO: Por eso digo… que no es noche de brujas… y hablado de brujas… ¿supiste lo que le paso a Ruperto Buenrostro?

RODOLFO: No. ¿Qué le paso?

HUGO: Resulta que Ruperto y su comadre iban a un lugar, de esos donde dan jabones chiquitos.

RODOLFO: A un motel.

HUGO: Ándale, ahí mero… creo que iba a que le leyeran las cartas su comadre.

RODOLFO: Aja.

HUGO: Y cuando ellos iban llegando… ¡que se topan a su esposa de Ruperto y la esposo de su compadre...¡Que iban saliendo!

RODOLFO: Jesucristo sacramentado… y que se arma la gorda.

HUGO: No. Porque hicieron lo correcto… se fueron a tomar un cafecito y discutir la situación.

RODOLFO: Bueno, harían lo correcto… ¡pero no lo justo!

HUGO: ¡¡Lo justo!?

RODOLFO. Sí. Lo justo es que se fueran a tomar el cafecito (enfático) después de que Rodolfo Buenrostro desocupara el cuarto.

HUGO: Tienes toda la razón… jajajaja

RODOLFO: Y ya vámonos que llegaremos tarde a la fiesta. (hace por salir)

HUGO: Espérate tantito, es que le dije a Cristina Betancurt que aquí nos veíamos, que no sé a dónde íbamos pero la cita era aquí.

RODOLFO: ¿Cristina Betancurt valladares?... ¿¡la hermana de Juan el que se volvió loco!?

HUGO: Esa mero… Y con lo que le paso a Juan, cualquiera se vuelve loco.

RODOLFO: Cuéntamelo, cuéntamelo todo... ¿qué le paso?

HUGO: Se caso con una viuda.

RODOLFO: ¡Y por eso se volvió loco!.. mi primo se caso con una viuda y no se volvió loco… se volvió rico el condenado.

HUGO: Bueno, no todos corren con la misma suerte…

RODOLFO: ¿Y que suerte le toco a Juanito?

HUGO: Una, que ni a mi peor enemigo le deseo…

RODOLFO: (consumido por la ansia) ¡Ya desembucha!... ¿qué suerte le toco?

HUGO: No es que me guste el chisme, pero… fíjate que la viuda con la que se caso Juan, tenía una hija… la cual se convirtió en su hijastra de Juanito.

RODOLFO: Sí… y ¿qué tiene de raro eso?

HUGO: Que el papá de Juanito, que también es viudo, se enamoro de la hijastra y tuvieron una relación.

RODOLFO: Pero… imagino que se termino.

HUGO: Sí…

RODOLFO: (aliviado) Uff, menos mal.

HUGO: Se termino…porque se casaron.

RODOLFO: (asombrado) ¡Noooo!…. ¡¿se casaron!?

HUGO: Y de blanco.

RODOLFO: Que barbaridad… ahora la hijastra de Juan pasó a ser su madrastra... que tragedia.

HUGO: La tragedia vino después… nueve meses después para ser exactos.

RODOLFO: ¡Noooo!... acaso tuvo…

HUGO: Una niña… hermosa la criatura…

RODOLFO: Pero esa niña paso de nieta a hermanastra… tenias razón, la tragedia vino después.

HUGO: Espérate… aún falta.

RODOLFO: ¡Falta!

HUGO: Poquito después la esposa de Juanito dio a luz un varoncito.

RODOLFO: ¡Dios mío!... ese niño es hermano de su madrastra y cuñado de su papá…

HUGO: Nieto de su hermana y su tío…

RODOLFO: La esposa de Juan es nuera de su hija…

HUGO: Y Juanito padre de su madrastra…

RODOLFO: Y el hijo de la esposa de Juan, es nieto de su yerno… o… ¿es el hermano de su madrastra?…o…o…o…o… Ya me hice bolas.

HUGO: Tu bolas… y el pobre Juanito perdió el juicio… se volvió loco.

RODOLFO: Cualquiera se volvería loco

HUGO: Hoy aprendí algo.

RODOLFO: Que Plauto ya se murió.

HUGO: No.

RODOLFO: Que no es lo mismo correcto y justo.

HUGO: Tampoco.

RODOLFO: Entonces, ¿qué aprendiste?

HUGO: Que no hay que casarse con una viuda que tenga hijas casaderas.

RODOLFO: (suelta la carcajada) jajajajajaja… Estoy completamente de acuerdo.

HUGO: Y ya vámonos a la fiesta.

RODOLFO: ¿Y tu amiga?

HUGO: Es viuda…

RODOLFO: (haciendo la señal de la cruz) Vamonoooos.

 

Ambos salen

 

FIN