"CURSO DE REDACCIÓN / CORRECCIÓN", Amado Storni

26.03.2014 19:39

 

Me he vuelto arrogante, altivo, pedante,… Extremista, intolerante, soberbio. Rozo el fanatismo; supero el ridículo. Se preguntarán ustedes por qué he cambiado de actitud desde hace un mes; es el tiempo que llevo asistiendo a un curso de redacción y corrección. Les cuento. Desde hace un mes me duele a muerte que la gente hable o escriba mal. Lo corrijo todo: discursos, noticias, invitaciones de boda, esquelas, homilías,... ¿Qué no me entienden? Lean. Hace dos semanas acabé en comisaría porque un policía me pilló, a punta de aerosol, corrigiendo una pintada callejera que decía: “La educación no canbia el mundo: canbia a las personas que van a canbiar el mundo”. ¡Cambiar escrito con ene! Como comprenderán un mensaje tan sugerente no lo era tanto al estar mal escrito, así que me dispuse a corregirlo. Lo dicho, que terminé en comisaría intentando explicarle al comisario que mi intención era educativa y no vandálica. Este atrevimiento me costó seiscientos euros y el alta de una ficha policial. Los amigos huyen de mí. Ayer mismo mi mujer, después de veinte años felizmente casados, me puso las maletas en la puerta alegando que no aguantaba más mis absurdas correcciones. Después de gritarme: “¡Ahí tienes las maletas! Vuelve cuando cambies de actitud. ¡A tomar por culo!”, yo, tan ocurrente como siempre, le contesté: 

-¡A tomar por el culo!, cariño; se dice ¡a tomar por el culo!

¿Me entienden ahora?