"Concibiendo fantasías", Ness

08.11.2013 10:48

 

 

Voy por un camino desconocido,

recorriendo pueblos por doquier.

Hablo con la gente que acaso no ha existido,

en idiomas que nunca alcanzaré a comprender.

 

A los pobres, les compro sus esperanzas muertas

y a los ricos, les vendo mis ilusiones vanas.

A los fantasmas nocturnos, les cierro las puertas,

mas ellos, impacientes, entrarán por las ventanas.

 

A veces me traslado, ansioso de emociones,

a los distantes cielos en un etéreo avión,

donde los querubines me brindan sus canciones,

mientras un ángel bueno, discute con pasión.

 

Subo por montañas que quizás sean llanos,

y me interno por bosques que páramos serán.

A las nubes viajeras saludo con las manos

y a inmóviles estatuas les ofrezco mi pan.

 

En una playa inmensa de oleaje suave,

con aguas que en la arena pretenden descansar,

seres extraterrestres llegarán  en una nave

y felices se entregarán a un extraño jugar.

 

En castillos posados en la ladera

de una sierra muy verde que colorea el sol,

gnomos y hadas de mirada sincera,

cumplirán, con alegría, su simpático rol

 

 

Habrá  batalla sin muertos ni enemigos,

de una incruenta guerra, que es símbolo de paz,

donde todos parecen ser jueces y testigos,

con el sólo designio de salvar a los demás.

 

Así concibo para mis nietos estas fantasías 

en la mesa de este humilde café.

No se si alcanzaré la meta de la poesía,

o sí para ellos, un loco más seré.